SWIMAVA HACIENDO BEBES MAS FELICES

COMO MEJORAR LA ESTIMULACIÓN Y EL DESARROLLO DE TU BEBE CON PRÁCTICAS ACUATICAS?

No es una novedad para nadie el que las termas urbanas, los spas y los centros de hidroterapia se están convirtiendo en la parte importante de la vida actual. Lo que sí resulta mucho más innovador es que los beneficios de los tratamientos a base de agua se incorporaron en el desarrollo de los niños, una propuesta que llega de la mano de diversas prácticas relacionadas con una variedad de productos que aporta en su crecimiento.

Es importante entender que la práctica de actividades acuáticas para bebés, permite al niño adquirir un conjunto de comportamientos que como máximo logrará que no tenga miedo o recelo a meter la cara en el agua sin respirar y que sea capaz de mantener la flotación, bloqueando la respiración hasta que alguien venga en su socorro. Por ello, los programas de actividades acuáticas para bebés más que la posibilidad de que el niño se salve de situaciones de ahogamiento, promoverán una adaptación al medio acuático desde muy pronto, lo que favorecerá́ la relación del niño con el agua a lo largo de toda su vida. Esto es debido a que el agua será́ un medio privilegiado para experimentar nuevas sensaciones, nuevos comportamientos motores y estimular los diversos sentidos

Importancia de la estimulación acuática para los bebes

Al observar los movimientos de los recién nacidos con detenimiento, parecen más propios para un medio acuático que terrestre. Los psicólogos especializados afirman que los pequeños sabe desenvolverse en el agua instintivamente, debido al recuerdo de su estado fetal, donde se encontraba sumergido en el líquido amniótico. También se afirma que las sensaciones que el bebé experimenta en el agua, tanto en posición ventral como dorsal, le resultan familiares debido al tiempo que pasa en la cuna y en brazos, en posiciones similares.

La actividad acuática temprana parece producir un efecto integrador a partir del final del primer trimestre de vida y una actividad más liberada y consciente, consecuente al aumento de madurez neurológica.

IMPORTANCIA DE LA ESTIMULACIÓN ACUÁTICA

Al respecto de la importancia del estímulo acuático para los niños reside en el desarrollo de una práctica educativa que sobrepasa la mera actividad corporal individual y se extiende a la relación entre padres e hijos. El fin ultimo de saber nadar garantiza, simultáneamente, una estimulación del ámbito motor muy beneficiosa para la maduración del niño. Según especialistas, la importancia educativa y de desarrollo corporal de esta actividad la colocan, cada vez con más insistencia, en la lista de las acciones educativas preferentes. Incluso es todavía posible encontrar otras justificaciones como las pertenecientes al ámbito psicológico y psicoterapéutico, con relación a los miedos al autoconocimiento y al autocontrol que exige de cualquier individuo.

Así́ pues, no se puede negar que se deben aprovechar las posibilidades de movimiento que proporciona el medio acuático como un núcleo que favorece y facilita la interacción en todos los aspectos: tónico, verbal, gestual y afectivo. Basándose en este aspecto, se sabe que el bebé necesita de estímulos para desarrollarse no solamente en el ámbito motor si no también en el cognitivo.

 

En fundamental conocer que en la etapa infantil se producen dos estadios de desarrollo, el estadio sensorio motor que se visualiza en edades de 0-2 años y el estadio pre operacional que va de 2 a 7 años.

FASE DE 0 – 2 AÑOS

 

ESTIMULACIÓN PARA NIÑOS DE 0-2 AÑOS

 

En la primera fase, que sucede entre el nacimiento y los dos años de edad, el niño al relacionarse con el medio a través del movimiento, organiza y estructura su conocimiento de la realidad que le rodea. Es la etapa de la inteligencia sensorio motora. Por ejemplo, a través de las actividades acuáticas para bebés, aprende a distinguir diversos objetos, espacios o personas.

 

 

FASE DE 2 -7 AÑOS

 

ESTIMULACIÓN PARA NIÑOS MAYORES DE 2 AÑOS

En la segunda fase, aproximadamente entre los dos y los siete años, teniendo como base las representaciones sensorio motoras consigue anticipar los acontecimientos. Es la etapa de la inteligencia pre operatoria. Por ejemplo, en las actividades acuáticas el niño percibe el movimiento de los cuatros miembros propulsores. Ya en la etapa siguiente, al colocarle un determinado juguete fuera de su alcance, el niño sabe que si mueve los cuatro miembros podrá́ alcanzar el referido objeto.

 

 

BENEFICIOS DE LA ESTIMULACIÓN ACUÁTICA

La estimulación acuática, y toda práctica relacionada con el agua aporta, diversos beneficios en el desarrollo de los niños proporcionándole habilidades y destrezas en cada una de las etapas, aumentándolas progresivamente en el desarrollo individual, a diferencia de otros niños que no han tenido la oportunidad de esta estimulación.

A continuación te mostramos una clasificación de aspectos positivos que La estimulación acuática va generando en el comportamiento del bebe ya sea de manera física, cognitiva y emocional a través de estímulos externos que permiten trabajar el centro motor, del reflejo neuronal y la parte de los sentimientos, favoreciendo el desarrollo psicomotriz integral del niño y niña a edades tempranas.

Beneficios Intelectuales:

Estudios científicos han demostrado que el ser humano nace con todas sus neuronas, pero con pocas conexiones entre ellas. La estimulación sensorial y el movimiento activo en edades tempranas favorece que se multipliquen esas conexiones y se desarrolle el cerebro. En los últimos años se habla también de que durante los primeros años, hay gran plasticidad en el cerebro; ésta permite que aunque haya áreas dañadas del cerebro, los axones buscan hacer conexiones con otras áreas, permitiendo desarrollar habilidades que aparentemente no podían desarrollarse.

Beneficios Fisiológicos:

El ejercicio en el agua incrementa el aporte de sangre a los músculos, aumenta el consumo de oxígeno y reduce la tensión arterial, porque al haber menos gravedad, el esfuerzo del impulso cardíaco disminuye, aumentando su capacidad pulmonar al tener que bloquear la respiración para hacer inmersiones en el agua. Además comienzan a disminuir las enfermedades respiratorias pues en espacios bien tratados se forma en la superficie una capa de oxigeno puro, que con el vapor del agua ofrece una hidroterapia, mejorando de cierta manera el aparato óseo muscular por la posibilidad de movimientos y masajes con el agua.

Beneficios Psicomotrices

En el medio acuático, los bebés están menos restringidos para moverse que afuera de ella, tanto por la diferencia en las condiciones de gravedad del agua como por su poca habilidad para sentarse o pararse. Así, el agua les ofrece amplias posibilidades de movimiento que no les proporciona el ámbito terrestre.

Beneficios Psicológicos y afectivos:

Estar en contacto con el agua desde una temprana edad, en un ambiente cálido y en compañía de su principal fuente de seguridad, evita que se tenga una experiencia negativa que provoque en los bebés miedos que en muchas ocasiones son irreversibles.
Compartir la experiencia con sus padres en el agua, fortalece los lazos afectivos y brinda a los bebés una seguridad importante para el establecimiento de futuras relaciones. Es sabido que la afectividad juega un papel muy importante para el desarrollo de la seguridad y autoestima de cualquier persona. También sabemos que en los primeros meses de vida, el bebé percibe su cuerpo como parte del de su madre y del mundo que lo rodea. En esta etapa el niño no sabe usar simbolismos, simplemente reacciona de manera espontánea a diferentes estímulos, tanto externos como internos que solo la madre es capaz de interpretar dándoles un sentido.

Beneficios en el aprendizaje

El agua permite al bebé ampliar su posibilidad de movimientos y hace que se atreva a investigar y a descubrir nuevas actividades para desarrollar así nuevas habilidades. El bebé aprende experimentando e interactuando con el medio; si nosotros brindamos un medio diferente en el que además vea y manipule un material variado y observe su comportamiento dentro del agua, ampliamos su aprendizaje y se estimula su desarrollo intelectual.
En el agua se sostiene al bebé, no hay necesidad de cargarlo porque dentro de ella, disminuye el peso corporal hasta en un 90 %. Esto aunado a la disminución de la fuerza de gravedad, permiten movimientos, posturas, sensaciones y juegos diferentes de los que se dan en tierra. Se privilegian los movimientos que desafían la gravedad: maromas, giros, brincos.

 

Si te pareció interesante nuestro artículo déjanos saber tu comentario o compártelo con tus amigos en tus redes sociales.

Leave a Comment

Your email address will not be published.